domingo, 27 de noviembre de 2011

Como el trágico madero de un naufragio



Como el trágico madero de un naufragio
Voy flotando a la deriva en la corriente
Sin saber nada de orillas ni descansos
Sin tener en dónde asir uñas y dientes
En las aguas me sumerjo y salgo a flote
Tras haber sondeado apenas los abismos
Que en el día a día lucen desolados
Aunque tengan un color que ya se ha visto
Y así voy: contando el tiempo con espasmos
Con un fardo lleno de pequeñas muertes
Que se irán en los encuentros que me esperan
Y que nunca volverán a estar presentes
El sediento todo el tiempo está intranquilo
A la espera de otras aguas que lo bañen
De beber de aquellos lagos cristalinos
Que en su viaje se aparecen como engaños
Pero no siempre se libra de accidentes
Ni de vientos que lo harán cambiar de rumbo
Los escollos que a lejos eran bellas
Melodías masculladas por sirenas
Son capaces de dejarlo sin destino
Como el trágico madero de un naufragio…

No hay comentarios.: