lunes, 13 de abril de 2009

Me baña el día con su espada de luz





Me baña el día con su espada de luz.

Y así te miro,
entre jirones de caricias que flotan aún:
nubes que envuelven lentamente a las montañas,
como los blancos arroyos que todavía reptan por tu piel.

Huelo mis manos buscando tus entrañas,
las huellas de la batalla nocturna,
el oscuro lenguaje que electriza
un remoto lugar dentro del pecho.

Y enseguida los recuerdos levantan el vuelo
con su rumor de lluvia tras la ventana,
se anclan en la opacidad de los reflejos:
los movimientos encontrados, rabiosos,
las ardientes sombras
entreveradas en espirales de humo.
El anhelo de morir por fin en lo anhelado.

Gotas de tinta bajo las cejas,
gotas con un brillo inesperado en la negrura:
una flama en plena contorsión al final de un túnel,
apresuramientos enérgicos y suaves.
Las manos enceguecidas,
como garras de aves milenarias,
entorpecidas por la avidez de los alientos.
Urdías ya un desenlace que rasguñaría
los propios límites del cielo…

La hirsuta lejanía de la ciudad me inunda los ojos.

Y la voz,
tu agreste voz,
sobrevuela otra vez los cristales de fuego.

4 comentarios:

JHON BRANDO dijo...

Cuando leo textos como el que escribes hoy no sé qué decir. Prefiero mantener inmaculado el significado que tiene para el autor y solo desfrutarlo. Saludos.

“Buenas Noches, Buena Suerte”

La ninfa dijo...

Me baña el día.

Y así te miro,
entre jirones:
nubes que envuelven
como los blancos arroyos.

Huelo mis manos,
las huellas,
el oscuro lenguaje,
un remoto lugar

.... ... ....

Ante tanta perfección, practicaría unos cortecitos, no se vayan a enojar....

Rey Mono dijo...

Jajaja, ninfa, pues me agradan algunos de tus cortecitos... y no te vayas a enojar si los considero para llegar a la "perfección"...

Gustavo López dijo...

El único aspecto que a mí me preocupa de tamaña perfección son las nubes. Pregunto si esas consistentes y cremosas nubes se hallarán libres de clorofluorocarbonados.
En otras palabras, si ellas no serán dañinas para la capa de ozono, quizá causa del calentamiento global u otros efectos en los cuales ahora me quedaré pensando.